Cantu Santa Ana

         El rico tejido asociativo del municipio de Castro Urdiales permite tanto al residente como al visitante disfrutar a menudo More »

Camino de Santiago por Cantabria

          El conocido como “Camino del Norte” es una de las diferentes rutas que conducen hasta Santiago de Compostela. Éste More »

Semana Grande y Coso Blanco

Como tantos otros municipios españoles, Castro Urdiales también se celebra su particular Semana Grande festiva. Ésta comienza oficialmente todos los More »

Ataulfo Argenta: 100 años de su nacimiento

La localidad cántabra de Castro Urdiales es la cuna de grandes figuras artísticas en disciplinas tales como la arquitectura:Eladio Laredo, More »

La francesada en Castro Urdiales

11 de mayo de 1813. En el transcurso de la guerra de independencia, tras varias semanas de asedio y numerosos More »

 

Ataulfo Argenta: 100 años de su nacimiento

montaje cabecera

La localidad cántabra de Castro Urdiales es la cuna de grandes figuras artísticas en disciplinas tales como la arquitectura:Eladio Laredo, Leonardo Rucabado, pintura: Eleazar Ortiz, Serrano Arizaga,Carlos Goitia, escultura: Paco Labiano,Acebal Idígoras, (castreño de adopción) y por supuesto la música.

Es esta última la más arraigada entre la población de Castro independientemente de su condición social o económica. Es por ello que encontramos figuras tan destacadas como las de Arturo Dúo Vital,  y por supuesto el gran maestro Ataulfo Argenta.

Este año se cumple el centenario del nacimiento de este ilustre hijo de Castro Urdiales.

Ataulfo Argenta nació en el hogar familiar el 19 de noviembre de 1013 en el número 5 de la hoy conocida como calle La Ronda de Castro Urdiales. Sus primeras lecciones musicales las recibe de manos de profesores particulares de la localidad y a través de una beca concedida por el Círculo Católico de Castro. Aprende solfeo, violín y piano, destacando especialmente en la práctica de éste último instrumento.

Su primer concierto lo ofrece a los doce años en el tristemente desaparecido teatro municipal de La Villa. Este fue el primero de muchos conciertos locales y de jornadas de cine mudo acompañadas por al piano por “Ata”, nombre cariñoso por el que era conocido, en el mismo majestuoso teatro.

Años más tarde se traslada a Madrid para continuar con sus estudios musicales en el conservatorio madrileño. Además ingresa como tenor en 1928 en la Masa Coral de Madrid donde conocerá a la que sería más tarde su esposa, Juanita Pallarés.

En 1930 termina sus estudios en el conservatorio obteniendo notas sobresalientes especialmente en piano. Comienza entonces una época de trabajos precarios como auxiliar en la misma oficina en la que trabajó su padre fallecido en 1931, combinados con la participación en concursos de piano y pequeñas actuaciones de fin de semana.

Tras un breve paso por el conservatorio de Lieja (Bélgica), Ataulfo regresa a Madrid donde cursará estudios de composición a la vez que realiza actuaciones por el pais y ejerce por primera vez como director de una orquesta estudiantil.

Nos encontramos en 1936. Estalla la fatídica guerra civil española. El joven Ataulfo participará en este conflicto como cabo primera telegrafista mientras se ocupa de varias emisoras de radio en sus diferentes destinos.

Ataulfo se casa con su novia Juanita en octubre de 1937 en Segovia. Mientras, continuará como puede su carrera profesional dando conciertos bien en solitario, bien acompañado por otros instrumentos, para oficiales aficionados a la música.

Durante la posguerra son escasísimos los conciertos que se organizan en España, sin embargo en 1939, obtiene el puesto de pianista en el Teatro Coliseum de Madrid. En noviembre de ese mismo año, y tras el fallecimiento de su segundo hijo recién nacido, Argenta ofrece un gran concierto en Oviedo tras el cual no cesarán las ofertas para conciertos. Deja entonces el Coliseum y se dedica de pleno a las giras.

En 1941, el matrimonio Argenta se traslada a Alemania. Ataulfo ha recibido una beca de manos del gran pianista Winfried Wolf, que ejercerá de maestro del castreño. Una vez establecido en Alemania compagina sus estudios con actuaciones y la dirección de la orquesta de Radio Berlín. Se convierte además en catedrático de piano en el conservatorio de Kassel. Sin embargo de nuevo la guerra hace que la familia Argenta tenga que huir de Alemania y regresar a España en 1943.

Durante ese año continúan los recitales y en 1944 ya es titular de la Orquesta de Cámara de Radio Nacional hasta 1946.

Prolífico como era, consigue por oposición la plaza de profesor de piano en la Orquesta Nacional en 1945 y crea además, la Orquesta de Cámara de Madrid.

Ese mismo año consigue por fin dirigir la Orquesta Nacional en el Teatro Calderón de Madrid, y en Agosto del 46 es nombrado segundo director.

Su debut internacional como director de orquesta llega en 1948 cuando viaja a Inglaterra para dirigir la Orquesta Sinfónica de Londres ante diez mil espectadores.

Para esta época es ya codirector de la Orquesta Nacional junto a Perez Casas. Además dirige varias orquestas internacionales con gran éxito.

Comienzan en este mismo año una serie de conciertos que abrirían lo que en el futuro será el Festival Internacional de Santander por el que Argenta apostó desde el primer momento.

Apoteósicos resultan los conciertos ofrecidos por la Orquesta Nacional Española en París, en 1950 año en el que ya es titular único, el ofrecido en Burdeos con la Orquesta Nacional de la Radio Televisión Francesa etc. Y exitosas sus actuaciones al frente de orquestas internacionales como la filarmónica de Stuttgart, Munich, Hamburgo, Sinfónica y Filarmónica de Viena, la Nacional de Francia, Orquesta de Santa Cecilia de Roma y un largo etc por Italia, Portugal, Dinamarca, Suiza, G. Bretaña… Todo ello en un periodo de años inmejorables en su carrera que fueron desde 1950 a 1958.

Toda esta carrera internacional se desarrolla sin dejar de lado actuaciones en su propio país, recorriéndolo de Norte a Sur de festival en festival.

Resulta imprescindible mencionar la labor de Argenta en pro de la Zarzuela, a través de las grabaciones que realizó de este género lírico.

Conciertos como director, grabaciones, festivales…

A sus 44 años Ataulfo Argenta es ya uno de los mejores y más aclamados directores a nivel mundial y se suceden los homenajes.

Sin embargo, el destino quiere que el 21 de Enero de 1958, se encuentre en su garaje el cuerpo sin vida de Ataulfo Argenta fallecido a causa de una inhalación de gas de su propio coche.

El entierro se desarrolla el día 23 en la catedral de La Almudena de Madrid.

Toda Europa llora la muerta del maestro. Pero existe un pueblito en la costa norte de España que lo llora más aún. Es su pueblo natal, Castro Urdiales, en el que “Ata” pasaba sus veranos y por el que tanto amor profesaba. En Castro, Argenta se sentía feliz. Era un castreño más. Admirado y querido por toda clase de gentes.

Fueron innumerables las actuaciones que realizó para sus paisanos, gratis, bien en el teatro o incluso en los arcos de la plaza del Ayuntamiento. Las partidas de mus, los baños en la playa de Brazomar, las tertulias en la Correría…

El día del entierro, los comercios y tabernas cerraron y los barcos no salieron a faenar. Todo Castro Urdiales estaba  de luto. Se le concede a título póstumo la medalla de oro de la ciudad.

Este año 2013, con motivo del centenario de su nacimiento, el Ayuntamiento de Castro Urdiales está desarrollando toda una serie de actos musicales y conferencias en su memoria. Os invitamos a que participéis y disfrutéis de la agenda.

Os dejamos con un video del concierto dado por el maestro junto a la Orquesta Nacional y el Orfeón Donostiarra en Santander en Agosto de 1953.

Imagen de previsualización de YouTube

Bibliografía: http://ataulfoargenta.com/

(Este artículo está dedicado a  Cristina Argenta Pallarés)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *