Bares y Restaurantes

 

Restaurantes:

 El casco antiguo de la ciudad es el área de mayor concentración de este tipo de establecimientos. Aún así  encontraremos restaurantes de todo tipo y precio en los diferentes barrios e incluso pedanías. La presencia de pescado en las cartas y menús está garantizado, así como los productos autóctonos de la zona como las conservas. Degustar excelentes carnes también es posible muchos de ellos e incluso alguno ofrece jornadas de caza en temporada de invierno.

(ver gastronomía)

Bares:

barra Alfredo por erkrasmussenLa mayoría de bares cuentan con una surtida barra de pintxos y tapas. A diferencia de otras partes de España, en esta zona de la costa norte, no se acostumbra a invitar a los pintxos al pedir las consumiciones, sino que hay que pagarlos. Salir de vinos o “txikitos” es una costumbre extendida especialmente los fines de semanadurante la última parte de la mañana y el mediodía. Solo tiene que dejarse guiar por la gente especialmente alrededor del puerto y pedir un vino (Rioja, crianza…), zurito (corto de cerveza), caña, sidra o txacolí. Y acompañarlo de una rica Gilda (pintxo de anchoa, guindilla verde y aceituna).

Pubs:

Se concentran en gran parte en el casco viejo de la ciudad, barrio de Cotolino y playa de Ostende. La mayoría de estos establecimientos cierran sus puertas hacia las 3 de la madrugada. A partir de esta hora, la oferta se reduce a una discoteca en el centro de la ciudad y otra situada en el alto de Saltacaballos.

Cafeterías:

Las terrazas, especialmente en verano, pueblan las calles de Castro mostrando una amplia oferta. Es fácil encontrar bares-cafeterías en toda la ciudad y pedanías. Algunas de ellas se transforman en pubs en durante la noche. Sin embargo otras ejercen sólo como cafeterías especializadas en cafés, tés y pastelerías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *